slogan
About Us
Find a Property
Find a REALTOR
Community Info
Tools
Blog
fill
fill
fill
fill fill
House Number
fill fill
fill fill fill fill
fill
and/or
fill fill fill
fill
Street Name
fill fill fill
fill fill fill
fill
Zip Code
fill fill fill
fill fill fill
fill
MLS Number
fill fill fill
fill
You can enter multiple MLS Numbers separated by a comma.
fill fill
fill
Agent Name
fill fill
fill fill fill
fill fill fill
fill

Conoce tus Derechos de Propiedad


Ya sea que compres o vendas una casa, es importante entender tus derechos legales en la transacción de propiedad. Abajo encontrarás información sobre como el trabajar con un REALTOR® profesional asegura que te traten justamente no solo por estándares legales sino también por estándares éticos estrictos. También puedes aprender como evitar asuntos legales comunes en transacciones de propiedad. Los REALTORS® mantienen obligaciones específicas a sus clientes todo el tiempo.

Muchos consumidores no tienen claro qué derechos tienen al trabajar con un REALTOR®. Para proteger a ambos – el REALTOR® y el consumidor – los miembros del Austin Board of REALTORS® (ABoR) siguen un Código de Ética estricto establecido por el National Association of REALTORS® (NAR). Este documento proporciona reglas, regulaciones y límites que comprometen al REALTOR® a cumplir con sus obligaciones al consumidor. El Código de ética del REALTOR® incluye:

  •     Lealtad a clientes;
  •     Obligación fiduciaria (legal) a clientes;
  •     Cooperación con competitidores;
  •     Veracidad en declaraciones y publicidad; y
  •     No obstaculizar en las relaciones exclusivas que otros REALTORS® tienen con sus clientes.

En general, los REALTORS® protegen el derecho de los indivíduos a tener propiedad y amplian la oportunidad de disfrutarlos. A través del Código de ética del REALTOR®, estamos obligados a proporcionar confidencialidad, honestidad, lealdad, imparcialidad, competencia, pericia, y conocimiento de la industria en las interacciones con sus clientes.

Además, las reglas de Texas Real Estate Commission incluyen Capítuto1101, que es el Real Estate License Act. Estas esquemas prácticas que se prohiben además de los estándares un REALTOR® debe mantener para seguir con su licencia. Haz clic aquí para ver una copia entera de las Reglas del Real Estate Commission. Estas reglas dicen que para dedicarse a la práctica de propiedad en Texas, hay que cumplir con cinco requisitos principales, que incluyen tomar cursos específicos, ser de buen cáracter moral, pasar un examen de propiedad, obtener una licencia inactiva de vendedor de propiedad, y recibir una licencia activa de propiedad bajo el patrocinio de un agente.

Saber que REALTORS® deben cumplir con las reglas además del Código de Ética es otro motivo por lo cual consumidores cuentan con REALTORS® como recurso en el cual confian para conocimiento sólido sobre propiedad.


Si un consumidor no está satisfecho con su REALTOR®, un proceso de queja está disponible para ayudar a llegar a una resolución.

Comprar o vender propiedad es una transacción de negocio importante, así que es natural que un consumidor debe mantener la mejor relación con el REALTOR® que ha escogido. Sin embargo, en el caso de que un consumidor sienta que su REALTOR® no mantiene todas las obligaciones de práctica, hay un curso de acción que puede tomar.

El recurso más común de conflicto es la misinterpretación de una falta de comunicación. Por eso, el primer paso hacia resolución debe ser tratar el asunto con tu REALTOR® o el agente principal en la compania. Puedes elegir hablar con tu REALTOR® o el agente sobre el asunto tú mismo, o puedes contactar el Departamento de Desarrollo Profesíonale y Educacion en el Austin Board of REALTORS® (ABoR) para que un defensor del pueblo, o investigador neutral, sea asignado a tu caso. El defensor escuchará tu historia para determinar qué pasó y qué quieres de tu REALTOR®. El defensor se pondrá en contacto con el REALTOR® o agente para ver si está dispuesto a cumplir con tu pedido. La mayoría de las veces esta acción simple resolverá el problema. Si no resuelve el conflicto, el próximo paso es llamar ABoR y presentar una quejada de ética.”

Una queja de ética debe ser presentado dentro de 180 días del momento que sabías (o razonablemente deberías haber sabido) que llego a pasar el conducto inmoral. Las quejas deben citar uno o más artículos del Código de Ética que posiblemente fue violado. Tu queja debe incluir una descripción narrativa de las cirunstancias que te llevaron a creer que el Código de Ética haya sido violado. Siempre se asume que el testimonio del consumidor es veraz a la hora de presentar la queja.

Una queja formal irá a un comité de quejas de miembros ABoR que revisarán la queja profundamente y decidirán si ha ocurrido una violación. El comité preguntará una cosa: “Si se tomaran los hechos como la verdad, se hubiera violado el Código de Ética?” Si la respuesta es sí, la queja se enviará al comité de estándares profesionales, quienes realizarán una audiencia para decidir el resultado. Si después de la audiencia todavía no estás satisfecho, tienes el derecho de apelar.


Cuando una tercera parte está involucrada en una transacción de propiedad, un consumidor debe estar consciente de algunas cosas antes de comprometerse:

Durante la transacción de propiedad, algunas terceras partes tendrán un papel. Estas terceras parts incluyen tasadores, encargados de mudanzas, interioristas y varios otros profesionales que proporcionan servicios. Los consumidores deben tomar en cuenta que estos servicios son separados de la relación entre el REALTOR® y consumidor.

Por ejemplo, los derechos consuetudinarios se aplican a todas las relaciones de terceras partes. Es la responsibilidad del consumidor investigar todos los costos y servicios específicos de la tercera parte y revisar el contrato con detalle. Aunque los REALTORS® pueden ayudar al cliente a la hora de encontrar un proveedor de servicios de terceras partes, se prohibe que recomiende a alguien específicamente. Es común que tu REALTOR® te da una lista de terceras partes que previamente trabajado exitosamente, pero de ninguna forma quiere decir que el REALTOR® sea responsible por la relación entre el cliente y la tercera parte. El estándar de práctica 6-1 del Código de Ética reconoce esto.


Los consumidores pueden evitar problemas comunes de propiedad trabajando con un REALTOR® profesional.

Como se indica anteriormente, los REALTORS® se adhieren a un Código de Ética estricto que refleja su nivel de profesionalismo a la hora de servir a los clientes. La experiencia, pericia, y estándares de ética que aplican los REALTORS® diariamente se usan para salvaguardar los mejores intereses de sus clientes y ahorrar tiempo, dinero y problemas legales para los consumidores.

Por ejemplo, los REALTORS® deben revelar toda la información que se sabe que pertenece a la propiedad. No hay ningun comprador ni vendedor que quisiera llevar a cabo una transacción sin estar completamente consciente de todo que pudiera influir el trato. Por ejemplo, una sola característica de una propiedad puede hacer que se haga o no se haga un trato. Los REALTORS® entienden esto y informan a sus clientes de información importante desde el principio.

En una transacción de propiedad, los consumidores cuentan con la dedicación de su REALTOR® en encontrar esa propiedad perfecta, sin tener que pasar por el aro para llegar ahí. Los REALTORS® presentan todos los hechos a sus clientes para evitar misrepresentación de ellos mismo o de la propiedad. Están obligados por la ley y por su Código de ética revelar todas y cualesquiera información pertinente a sus clientes.

Otra causa de confusión común es cuando el consumidor no entiende completamente quien el REALTOR® representa. Los REALTORS® representan el cliente que los contrata. Por ejemplo, si hay un open house y el REALTOR® del vendedor asiste, pero un comprador pide el consejo del REALTOR®, el REALTOR® se mantiene leal a su cliente, el vendedor. El comprador tal vez pregunta al REALTOR® si hay algunas casas en el área que tienen las características que busca. En ese caso, el REALTOR® puede ofrecerle al consumidor unas direcciones potenciales. Sin embargo, el REALTOR® no representa el comprador; sigue representando al vendedor en ese open house.

Los REALTORS® proporcionan servicio valioso a la persona que lo contrata, y mantienen sus obligaciones al cliente sin que importe quien entre a la transacción. Como está indicado en el Código de ética, ningun REALTOR® debe proporcionar servicio a más de una parte de una transacción de propiedad al menos que todos estén de acuerdo.